PUERTO MALDONADO: Es la capital de la región de Madre de Dios y está situado en las orillas del río del mismo nombre que se extiende por 95.000 km2. Este río atraviesa el departamento por completo y es importante pd es el principal canal de comunicación y enlace con otros ríos de la zone.It es quizás la ciudad amazónica que está menos desarrollado en el Perú y la más poblada de la selva sur, aunque su infraestructura turística está muy desarrollada permitiendo visitas de aquí a la Reserva Nacional de Tambopata y el Lago Sandoval.

PARQUE NACIONAL DEL MANU – PUERTO MALDONADO:

Parque nacional del Manu su biogeografía, conservación y vida acuática de una importante región entre los Andes y la Amazonia en el suroriente peruano: el río Madre de Dios. La región de cabeceras andino-amazónicas forma un arco de 4 000 kilómetros de longitud que se inicia en Colombia, al norte, y se prolonga hasta Bolivia, al sur. Se trata de una región fronteriza para la ciencia, en la que la ecología acuática es aún poco conocida. La zona de las cabeceras, entre los Andes y el Amazonas, es conocida en gran parte del mundo principalmente como el lugar donde se cultiva coca, para producir la cocaína que nutre el mercado internacional. Sin embargo, esta región sufre en la actualidad cambios dramáticos por parte del hombre que transforman rápidamente sus bosques y ríos.

El conocimiento de la ecología de las cabeceras de los ríos es importante para el adecuado manejo de las cuencas, debido a que los impactos negativos que allí se susciten se exportarán aguas abajo, y en el caso del río Madre de Dios, no sólo al extremo suroriental del Perú, sino también hacia Bolivia y Brasil.

El río Madre de Dios es un lugar propicio para comenzar a entender la dinámica de las cabeceras de los ríos andino-amazónicos y para descubrir la increíble vida acuática que existe en la región alta del gran Amazonas. La creación del Parque Nacional del Manu y, posteriormente, del Parque Nacional Bahuaja-Sonene y la Concesión de Conservación Río Los Amigos, hizo de la región del Madre de Dios una de las zonas más prometedoras para proyectos de conservación de largo plazo en la cuenca amazónica. Sin embargo, las áreas naturales protegidas por sí mismas no garantizan la protección de la vida en los ríos, especialmente en el caso de las especies migratorias, que abundan en la cuenca del río Madre de Dios.

La ecología moderna enseña que las cabeceras de los ríos deben ser vistas como un componente vital de los ecosistemas; asimismo, las actividades humanas en su interior tienen que ser consideradas como elementos críticos. A medida que el Estado peruano y algunos emprendedores continúan extrayendo recursos de la cuenca alta del Madre de Dios, las poblaciones se incrementarán y, con ellas, también las amenazas. El establecimiento de áreas naturales protegidas fue el primer paso significativo para la conservación de las cabeceras del río Madre de Dios; ahora el reto es integrar el concepto de cabecera al complejo sistema de interacciones ecológicas que forman los ríos, bosques, la flora y fauna silvestre y las actividades humanas. Con el objeto de facilitar este proceso presentamos a continuación algunos capítulos que permiten definir el concepto de cabeceras de los ríos y el impacto de la actividad del hombre en los ambientes acuáticos.

De acuerdo a su elevación, la cuenca del río Madre de Dios puede ser dividida en dos áreas muy diferenciadas: los Andes y la Llanura amazónica. La llanura amazónica o tierras bajas se ubican aproximadamente a 350 metros sobre el nivel del mar y están cubiertas de bosques lluviosos. Extensos aguajales y ríos matizan el paisaje selvático. Gran parte de la llanura inundable se encuentra también cubierta por bosques lluviosos. La parte andina de la cuenca del río Madre de Dios se eleva hasta los 5 000 metros sobre el nivel del mar y, por lo general, los picos cordilleranos se ubican a sólo 150 kilómetros de la llanura amazónica. En otras palabras, existe un gran descenso en la topografía del lado oriental de los Andes y las tierras bajas de la Amazonia. Existen por supuesto, diversas zonas climáticas y de vegetación entre los picos nevados y la selva baja. Para entender cómo la elevación modela la región de las cabeceras del río Madre de Dios, el capítulo cuatro de este libro ofrece una visión general del lado oriental de la cordillera de Vilcanota, ubicada en el suroriente peruano, sus tipos de ríos y la vegetación que cubre y protege las vertientes en las diferentes zonas climáticas.

El bosque lluvioso y los ríos de curso meàndrico constituyen las principales características de las tierras bajas de la región del río Madre de Dios. Los meandros duplican la longitud del río Madre de Dios y la mayor parte de sus tributarios, incrementando significativamente la superficie de pantanos y orillas. La selva baja en las proximidades de los Andes es un gigantesco receptor del material aluvial depositado por los ríos. Los suelos relativamente ricos suelen estar asociados al material aluvial proveniente de los Andes. Muchos biólogos sostienen, en la actualidad, que la acumulación de nutrientes en esta zona es la causante de su gran biodiversidad o, al menos, de la elevada densidad de mamíferos terrestres y arbóreos registrados en la región de Madre de Dios. Tanto la tierra firme como las llanuras inundables se encuentran cubiertas por un bosque lluvioso rico en especies. La mayor parte de los ríos que atraviesan la región de Madre de Dios son de gran turbidez, la cual cambia de manera estacional. El capítulo cinco presenta una visión general de los paisajes del bosque lluvioso y los ríos en las tierras bajas de la cuenca del Madre de Dios.

La mayoría de la gente interesada en la naturaleza o la conservación se identifica con las especies silvestres. La sola definición del significado de vida acuática en la Amazonia es subjetiva. El río Madre de Dios, por ejemplo, cuenta con enormes bosques inundables con una gran diversidad de aves, mamíferos y números desconocidos de invertebrados. Debido a que los bosques inundables poseen muchas especies que no se encuentran en la tierra firme, nos permite afirmar que se trata definitivamente de un ecosistema acuático. En realidad, los bosques inundables comparten la mayoría de especies animales con los bosques de tierra firme, sin embargo muchas otras muestran predilección por las tierras bajas ubicadas a lo largo de los ríos. En este libro nos ocuparemos de los peces, tortugas acuáticas, caimanes y la nutria gigante o lobo de río. Todos ellos son vertebrados que pasan la mayor parte de su vida en el agua.

Ciertamente, los peces constituyen, de lejos, el grupo más diverso de vertebrados acuáticos en la cuenca del río Madre de Dios: en sus aguas probablemente existan alrededor de 600 especies, y la mayoría de ellas esperan aún ser descritas científicamente. Existen, además, varias especies de tortugas acuáticas, cuatro especies de caimanes v dos de nutrias, aunque en este libro sólo trataremos acerca de la nutria gigante. Algo que los peces, tortugas, caimanes y nutrias tienen en común, además de vivir en el medio acuático, es que sufren de una manera u otra el impacto de las actividades del hombre. La totalidad de los peces de gran tamaño y todas las variedades de tortugas, caimanes y nutrias son pescadas o cazadas. Estos grupos incluyen, precisamente, a las especies de fauna acuática de mayor interés para el público interesado en la conservación y la vida silvestre. Ellas, al mismo tiempo, deben ser vistas como piezas clave que indican la salud de los ríos y otros ambientes acuáticos.

Debido a su gran diversidad y lo escaso de nuestro conocimiento sobre la mayoría de sus especies, los peces han sido el gran desafío de este libro. Muchos de los nombres científicos que utilizamos en estas páginas de seguro cambiarán cuando la ictiofauna del Amazonas sea mejor conocida. A pesar de ello, presentamos la primera muestra en color que se haya realizado sobre los peces de una región andino-amazónica. Muchas de las especies mostradas aquí corresponden a capturas efectuadas en los ríos Madre de Dios y Los Amigos, que consideramos representativos de la riqueza ictiológica de las tierras bajas de la cuenca del río Madre de Dios. En una futura edición planeamos incluir una muestra de los peces de las vertientes andinas y zonas más altas en los Andes, lugares donde la diversidad es mucho más limitada, pero cuya composición difiere de manera significativa con la de las tierras bajas.

Las iniciativas de conservación realistas son aquellas que se basan en un amplio rango de consideraciones culturales y biológicas. Estas consideraciones, sin embargo, son aún poco conocidas dentro del ámbito de los ecosistemas de la cuenca amazónica. Prácticamente todos los países de la cuenca amazónica están conectados ecológicamente, especialmente a través de los ríos. La corriente puede fluir aguas abajo, pero muchas de las especies más importantes de peces migran aguas arriba desde Brasil y Bolivia para desovar en las cabeceras peruanas. Es por ello que todos los países amazónicos deben prestar especial atención en la conservación de la región de cabeceras, entre otras cosas, por el papel que juegan en el mantenimiento del ciclo hidrológico y por la enorme variedad de especies de vida silvestre que habitan en sus aguas. Uno de los propósitos de Manu Jungle Trips es iniciar una visión integral de una de las zonas de cabecera más importantes de los Andes amazónicos, la del río Madre de Dios.

Nuestro deseo es proveer al lector con toda la información geográfica y ecológica acerca de la belleza y diversidad de la fauna acuática de la cuenca del río Madre de Dios, así como los conceptos necesarios para lograr

BIOGEOGRAFÌA DEL PARQUE NACIONAL DEL MANU – PUERTO MALDONADO:

La región de las cabeceras del río Madre de Dios es, sin lugar a dudas, un lugar maravilloso para la vida silvestre acuática pero, al mismo tiempo, es también un territorio conquistado por el hombre probablemente desde su arribo al continente sudamericano. Los humanos continuarán viviendo en esta región y, de hecho, su población se incrementará con el tiempo. En términos generales, el valle del río Madre de Dios es una frontera para el hombre moderno, y mucha de la economía local se basa aún en la explotación de recursos primarios, como el oro y la madera, ninguno de los cuales ha probado ser factible para proveer desarrollo en el largo plazo para la región. Hasta el momento, es todavía poco claro cómo evolucionará la economía de la zona en las próximas décadas, cuando la minería y la extracción forestal hayan declinado de manera significativa. Lo que sí parece ser seguro, sin embargo, es que la región de Madre de Dios se convertirá en un área mucho más internacionalizada una vez que las carreteras que la unen con Brasil y Bolivia sean concluidas y mejoradas.

A pesar de sus problemas económicos, el gobierno peruano ha puesto en marcha audaces y ambiciosos programas para el establecimiento de algunas de las áreas naturales protegidas más importantes de la cuenca amazónica. Estas zonas, a su vez, han empezado a atraer la atención de científicos, ecoturistas, gobiernos y todos aquellos abocados a lograr el delicado balance entre el desarrollo económico y la conservación de la biodiversidad a largo plazo. No obstante, los muchos problemas sociales y económicos que enfrentan las iniciativas de conservación, el río Madre de Dios ofrece una visión optimista para la protección de las cabeceras de cuenca, comparada con la mayoría de áreas similares en la Amazonia. Las siguientes páginas han sido diseñadas con el objeto de brindar luces a estos desafíos y a las necesidades de conservación de las cabeceras de los ríos andino-amazónicos.

27 27UTC enero 27UTC 2014 en

ONLINE PAYMENTS SANDOVAL LAKE LODGE

Sandoval Lake Lodge Informations Peru Amazon

Contact Information Sandoval Lake Lodge

Comentarios o Preguntas son bienvenidos.

* denota un campo obligatorio

Peru: Tours Recomendados de Sandoval Lake Lodge - Viajes a Machu Picchu...

PUERTOMALDONADO

PUERTO MALDONADO: Es la capital de la región de Madre de Dios y está situado en las orillas del río del mismo nombre que se extiende por 95.000 km2. Este río […]

Sandoval Lake Lodge Reserve Tambopata e
261.3705609